¿Es seguro viajar a Israel?

¿Es seguro viajar a Israel?

“No entiendo que alguien deje de venir aquí por miedo y en cambio se vaya tranquilamente de escapada a París”, se sorprendía Myriam, nuestra guía en Israel, cuando le preguntaba si su país era un lugar seguro. Una reflexión que va muy ligada a las recomendaciones de viaje del Ministerio de Exteriores, en cuya página web advierte de que “en estos momentos ninguna región del mundo y ningún país están a salvo de posibles actos terroristas”.

La pregunta: ¿es seguro viajar a Israel?

Pero que no cunda el pánico. Es cierto que los conflictos que históricamente han azotado la zona, unidos al temor de los europeos hacia Oriente Próximo deja caer una pregunta al viajero antes de tomar un avión y emprender camino hacia el este del Mediterráneo: ¿es seguro viajar a Israel? La respuesta es sí, aunque debes tener algunas cosas en cuenta.

Dentro del apartado referente a la seguridad, la Embajada de Israel en España recomienda evitar las zonas que define “de riesgo alto”. Son en total tres tramos fronterizos, los que entran dentro de esta definición: la frontera con Gaza, la frontera con Siria y el Líbano, y la frontera con Egipto. Es importante saber que, si la situación se vuelve tensa, se cierran todas las carreteras que circulan en paralelo a estas divisorias. Tanto las oficinas de turismo como los guías ya evitan estas zonas, al igual que los espacios con grandes aglomeraciones de gente o los puntos prohibidos, por eso no hay que preocuparse. Así nos lo indicó Myriam, hecho por el cual recalcó que “el viajero puede sentirse seguro aquí”.

Israelí con un burro en Jerusalén

Más allá de estos lugares, las recomendaciones de viaje del ministerio apuntan que “la situación en el resto del país es de normalidad”. Desde Tel Aviv, el lugar donde reside tranquilamente nuestra guía, hasta el desierto del Néguev, “que es israelí 100%, así que no hay nada que temer”, tal como apuntaba Myriam, pasando por la zona del Mar Muerto. Al igual que ocurre en Jordania, el viajero no tiene en ningún momento la sensación de peligro, mientras se encuentra visitando la zona.

El caso de Jerusalén es más especial, aunque no resulta para nada inseguro. Es cierto que la ciudad está partida en dos: una zona pertenece a Israel y la otra a Palestina, algo así como ocurría con la Berlin Oriental y Occidental. Pero con una diferencia: no hay muro ni puntos de control. Y estas barreras no existen porque la población convive generalmente con normalidad.

Por qué Israel sí que es un país seguro

Justamente en el caso de Jerusalén, la seguridad es evidente, teniendo en cuenta que hay unas 3.000 cámaras repartidas por todo el casco antiguo, vigilando en todo momento cualquier actitud sospechosa. Un control que también se tiene en todos los checkpoints, donde los militares vigilan quién entra y quién sale del país, revisan los coches en busca de artefactos peligrosos, etc. Por todo ello, Exteriores reconoce en las recomendaciones generales que “el nivel de seguridad ciudadana es alta”.

Otro factor importante para probar la no peligrosidad de Israel es el ejército. “Lo que pasa es que la mayoría de la gente son soldados de reserva”, explicaba Myriam. La guía nos introducía así la normativa del país por la cual “cualquier persona hasta los 55 años tiene que seguir ejerciendo una vez al año de militar, haciendo patrullas, entrenándose, aprendiendo combate y sabiendo usar las armas”. Nadie se libra de ello: “da igual que estés casado, seas padre o seas jefe de empresa”, añade la israelí.

Militares en el Néguev

Hay quien podría pensar que esta metodología del soldado reserva es un poco arriesgada, algo con lo que Myriam no se muestra de acuerdo. “Los civiles también se saben proteger y gracias a ello, siempre tendrás alguien que vele por ti, en caso de que ocurriese algo”.

Al final, hay muchos rasgos que acercan este país de Oriente Próximo a cualquier otra zona europea. Se encuentra tan solo a unas cuatro horas de avión desde España, casi el mismo tiempo que se emplea para llegar a las Canarias. Esto demuestra su proximidad y lo convierte en una buena destinación incluso para escapadas cortas. También el Estado de Israel tiene puntos en común con la ley española. “No olvidemos que Israel es una democracia, hay libertad de culto, donde los cristianos pueden crecer, tener iglesia, rezar… y no solamente los cristianos, aquí hay muchas minorías: los musulmanes, los beduinos, la gente del Cáucaso, los rusos y los maronitas, originarios del Líbano y de Siria, aunque en ambos países están perseguidos y aquí pueden vivir en paz”, exponía nuestra guía.

Tomando de nuevo la pregunta “¿es seguro viajar a Israel?”, Myriam no duda en afirmar que “se trata de un país muy seguro, porque tenemos mucha gente que trabaja para que todo esté en paz. Nosotros confiamos completamente en ellos y sabemos que se está defendiendo nuestra frontera. Gracias a ellos podemos dormir tranquilos por las noches”.

 


 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Mapa Israel

Para más información, visita la página oficial de la Oficina de Turismo de Israel.


4 thoughts on “¿Es seguro viajar a Israel?

  1. Pretty Little Lawyer Responder

    A mí me ha tranquilizado bastante leer este post, me ha gustado saber que podemos visitar muchos más países con cuidado siempre pero que no es el fin del mundo y no tenemos que perdernos esa experiencia.
    Un besito 🙂

    1. Guillem Serra Almansa Responder

      ¡Hola Sonia!

      Pues sí. La sensación de peligro suele aparecer más antes del viaje que cuando estás recorriendo el país. Y más en el caso de Israel, donde no te encuentras en cada rincón a militares armados, como ocurre en la mayoría de Europa. Eso no quita que siempre debe estarse alerta… Es algo parecido a lo que contaba en este post sobre la seguridad en Jordania. Me alegro de que te haya servido.

      Un fuerte abrazo 😀

  2. oriol Puges Responder

    He estado tres veces en Israel. Nunca me ha pasado nada. Conflictos… ¿Dónde no hay conflictos ahora? Unos dias es Paris, otros Manchester, Nueva York. Ufff!!!

    1. Guillem Serra Almansa Responder

      ¡Hola Oriol! Pues sí, es complicado. La sensación de peligro es algo que se tiene más desde la lejanía que una vez estás en el terreno. Y es cierto que hoy en dia, como nos cuentan desde Exteriores, ningún país está a salvo de ataques terroristas. Una pena… Gracias por rubricar nuestras recomendaciones con tu experiencia 🙂

Deja un comentario