Burano, la isla de las casas de colores en Venecia

burano

En el noreste de Venecia se halla un lugar tremendamente hechizante. Encajes, tradición y fotogenia se funden en seis letras y mucho color: Burano. Uno de esos destinos a los que se puede ir sin planes establecidos, con tan solo la intención de caminar y caminar, perderse y encontrarse, husmear y hallar rincones sorprendentes. Dinamita pura para instagramers empedernidos sedientos de likes. Te dejo algunas curiosidades sobre este destino italiano.

 

¿Por qué las casas de Burano son de colores?

burano-canal

Cuando la niebla invadía Burano, los pescadores eran incapaces de distinguir su casa desde los canales. Sobretodo en invierno y poco antes de que la luz artificial iluminara las calles. De ahí que se pintara cada fachada de un color distinto. Actualmente, tal particularidad ha convertido esta isla situada en la laguna de Venecia en uno de los rincones más coloridos del planeta. Si se pudiese caminar por el arcoíris, la sensación sería muy similar a los paseos por estas calles.

burano-fachadas

Con el tiempo, el aspecto tutti colori ha tomado una función turística. Los habitantes de Burano que quieren pintar sus casas deben pedir permiso al ayuntamiento, y éste les indica qué tonos se permiten en la zona donde residen.

 

¿Por qué hay tantas vírgenes en las calles de Burano?

burano-puente
En la casa azul del fondo, una virgen en un pedestal

En la fachada de algunas casas, los colores vivos contrastan con los tonos claros de vírgenes encajadas en un pedestal. Este detalle es una prueba más del carácter trabajador que aún conserva Burano. Las figuras protegen a los pescadores que se hacen a la mar y les ayudan a tener fortuna en su día de trabajo. A otros les garantizan salud y seguridad en su día a día, para evitar que se repitan escenas como la del 24 de septiembre de 1867, cuando una tormenta arrasó la isla: las fuertes olas que provocó destruyeron 240 casas y mataron a ocho personas.

 

¿Por qué el campanile de Burano está torcido?

burano-campanile
Vista desde la calle Río Terrà del Pizzo

A medida que te acercas al centro de la isla, un elemento preside el paisaje: el campanile de la iglesia de San Martino. Esta torre de 53 metros es la construcción más importante de la isla y destaca por dos particularidades: el tono beige que contrasta con los mil colores de las casas y su pronunciada inclinación después que los cimientos erigidos sobre palafitos cedieran, algo que ocurre en toda Venecia.

burano-campanile-calle
Vista desde la calle Tibaldon

Aunque el campanile es visible desde varios puntos, podrás sacar las mejores instantáneas desde la calle Río Terrà del Pizzo y desde la calle Tibaldon.

¿Por qué son tan famosos los encajes de Burano?

burano-fachada-rosa
Cortinas de encaje en una fachada de Burano

Cuenta la leyenda que, hace mucho tiempo, había una chica muy hermosa en la isla. Era rubia, de tez pálida y se llamaba Dolfina. Poco tardó el joven Polo a caer rendido a sus pies. Cuando la pareja decidió casarse, él buscó un buen regalo de compromiso, pero su humilde labor de pescador le alejaba de los grandes lujos. Uno de los días que se hizo a la mar consiguió pescar una alga preciosa, recubierta de sal marina: “es perfecto para ella”, pensó. En verla, Dolfina quedó maravillada y quiso mantener para siempre la belleza de aquel tesoro. Puso hilo a la aguja y creó una red perfecta, ligera y robusta. Así nació el encaje en Burano.

burano-campanile-barcos
El centro de la isla está repleto de antiguas escuelas de encaje

O al menos para algunos. Otros creen en un origen muy unido a la confección y reparación de redes de pesca. Sea como fuese, en el centro del pueblo aún son visibles las múltiples escuelas donde las niñas aprendían a coser. Algunos aún mantienen la tradición y existen muchísimas tiendas de encaje. Si eres amante de la moda o sientes curiosidad por este arte, tienes una visita obligada en el Museo del Merletto.

 

Pero, ¿Burano es una isla?

burano-calle

Aunque hasta ahora la hemos catalogado como isla por practicidad, lo cierto es que se trata de un archipiélago de cinco islas unidas entre sí por puentes y caminadores. De ahí que Burano esté repleto de canales que separan San Martín Sanca, San Martín Drita, San Màuro, Zueca y Teranova.

 


 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Cómo llegar desde Venecia a Burano

El vaporetto (autobuses acuáticos) es la manera más fácil y barata de llegar a Burano desde Venecia. Los aproximadamente 9km que separan los dos puntos se recorren en unos 40 minutos.

Líneas

burano-vaporetto
El vaporetto a su salida desde San Zaccaria, en Venecia

Puedes coger dos vaporettos:

El número 14, que sale desde la puerta A de San Zaccaria, en el sureste de la isla, muy cerca de la Plaza de San Marco.

El número 12, que sale desde la puerta A de Fondamente Nuove, en el norte del país, entremedio de los sestieri de Cannaregio y de Castello.

Precio

El billete de ida y vuelta sale por unos 14 euros por persona.

Dónde comer en Burano

Trattoria al Gatto Nero. Carta por 25-30 euros/persona.

Via Giudecca, 88. 30142 Burano, Venecia, Italia

Telf: +39 041 730120

 

Para más información, visita la web de la Oficina de Turismo de Italia o la de Promoción Turística del Véneto.


One thought on “Burano, la isla de las casas de colores en Venecia

  1. oriol puges Responder

    Molt xulo. Recordo que vaig estar de viatges de nuvis… aleshores el campanile no estava tan tort. …

Deja un comentario