¿Es seguro viajar a Jordania?

Seguro viajar a Jordania

 

“Quedamos antes de irte para despedirnos. Ya sabes, por si acaso“, me decían los amigos, con una sonrisa irónica en la cara, antes de emprender mi viaje a Jordania. Y de regreso, las conversaciones con cualquiera eran tal que así: “¿has estado en Jordania? No sé cómo te atreves a ir por ahí…”.

Existe un cierto temor a Oriente Próximo. Un recelo provocado por los conflictos que históricamente han azotado la zona y que se han intensificado en los últimos años. Los enfrentamientos armados en la Franja de Gaza, con bombardeos a la población civil, la Guerra en Siria, que ya ha dejado a millones de refugiados desamparados o la amenaza del terrorismo, que siembra el pánico por todo el mundo.

 

¿Es seguro viajar a Jordania?

Con todo, podríamos situar Jordania en el espacio del miedo. De hecho, colinda con Egipto, Israel, Siria, Irak y Arabia Saudí. Pero nada más lejos de la realidad. Aunque parezca mentira, sí que es seguro viajar a Jordania. Se trata de un oasis de paz en medio de tierras difíciles.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, en sus recomendaciones de viaje, reconoce que “en estos momentos ninguna región del mundo y ningún país están a salvo de posibles actos terroristas”. Por eso aconseja mantenerse alejado de las grandes aglomeraciones de gente derivadas de manifestaciones, concentraciones o celebraciones.

No obstante, recuerda que “no se han registrado actos terroristas en el país en los últimos años. El único atentado con pérdida de vidas humanas que se ha producido recientemente fue el ataque contra tres hoteles en Ammán el 9 de noviembre de 2005”. Por lo tanto, Jordania acumula más de 10 años de tranquilidad.

 

Estratégicamente segura

“Jordania mantiene el carácter de la antigua Petra”, nos dijo nuestro guía Omar al aterrizar a Ammán. “Esta ciudad nabatea se enriqueció gracias a la estrechez del Siq, que impedía el avance de los malhechores y servía perfectamente de enclave defensivo. Aquí los comerciantes de minerales lujosos estaban protegidos”, continuó Omar. “Ahora pasa exactamente lo mismo: los países vecinos necesitan una zona calmada donde protegerse. Por eso no les interesa que Jordania tenga problemas”, concluyó el guía.

 

Joyeria

 

Andando por el zoco de la capital jordana, obtuvimos la segunda prueba para demostrar la seguridad en el país.  En El Balad, la zona comercial de Ammán, existe una acera exclusivamente de joyerías. Lo curioso son sus escaparates. Decenas de piezas doradas separadas de la acera por un fino cristal. “Esto sería muy fácil de romper, pero no se ha hecho. Aquí no hay robos”, apunta Omar.

 

Joyeria Mujeres

 

A pesar de estas evidencias, la realidad es otra. Occidente teme a Jordania y esto se ve reflejado en el turismo. Complejos de lujo perfectamente situados en el Mar Muerto, pero completamente vacíos. Apenas una décima parte está ocupada. El número de empleados supera los clientes.

Poniendo datos sobre la mesa. El número total de visitantes a museos y lugares arqueológicos decayó considerablemente entre 2010 y 2012, pasando de 4.050.351 a 2.536.671. Lo refleja un estudio llevado a cabo por el Departamento de Estadística del Reino Hachemita de Jordania. Fijándonos en datos de lugares concretos, Petra recibió 975.285 turistas en 2010 y dos años después la cifra se reducía a 636.146. Lo mismo pasó con el Museo Arqueológico de Jordania (de 260.250 a 167.750) y con el desierto de Wadi Rum (de 285.566 a 141.076).

 

La afabilidad de su gente

Que los jordanos son gente muy afable no es un mito, es real. Ahí donde vayas te encontrarás a alguien dispuesto a invitarte a un té sin más intereses que intercambiar un par de palabras. A nosotros nos ocurrió en el monasterio de Petra, donde reposamos con un grupo de locales, que amenizaron la estancia con un té y música.

 

PETRA beduinos cantando

 

Otra manera de comprobar las buenas intenciones de los jordanos es participando en la Zikra Initiative. Un proyecto que sumerge al visitante en la vida cotidiana, la gastronomía y las tradiciones locales. Todo acompañado por la comunidad Ghor Al Mazra’a, situada en una de las regiones con menos recursos del Reino y discriminada por su color de piel más oscuro.

 

Zikra comida
La ZIkra Initiative permite aprender a cocinar mientras se intercambia ideas entre culturas

 

 

Zikra

 

Por eso se trata de un intercambio turístico. Captar otra perspectiva del país y romper prejuicios, al mismo tiempo que se contribuye a proporcionar oportunidades a este colectivo para expandir su creatividad, descubrir su capacidad y convertirse en auto-sostenible.

 

Zikra futbol
Después de comer discutimos cuál era el mejor equipo de La Liga, pero no nos pusimos de acuerdo…

 

En definitiva, a partir de mi experiencia y con los datos mencionados en la mano, concluyo que Jordania es un lugar seguro. Con una situación complicada, pero sin más riesgo que cualquier otro lugar del mundo. Es una pena perderse Petra, el Mar Muerto, la Reserva Biosfera del Wadi Mujib, o el desierto del Wadi Rum por miedo.

 


 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Situación geográfica

 

 

Para más información, puedes visitar la web de la Oficina de Turismo de Jordania.


One thought on “¿Es seguro viajar a Jordania?

  1. […] VER: http://www.globotroter.com/2016/02/20/es-seguro-viajar-a-jordania/ […]... espirituviajero.com/es-seguro-viajar-a-jordania

Deja un comentario