Qué ver en Capadocia: la mágica naturaleza

NEVSEHIR CASAS

 

“Cuando la gente pisa Capadocia por primera vez siempre recibo la misma crítica. Una pregunta que se repite en cada grupo que me asignan. Me dicen con aires escépticos: sé sincero. Habéis retocado todas estas rocas para darles un aspecto especial y atraer turismo”, nos cuenta nuestro guía Mehmet mientras recorremos las magníficas chimeneas de las hadas. “Yo siempre les miro con la misma cara de satisfacción y les respondo: no hay nada humano, es la magia de la naturaleza”.

 

NEVSEHIR

 

Sin duda, se trata de uno de los destinos más atractivos del mundo. Tan solo su nombre ya es poético: Capadocia, que significa “tierra de bellos caballos”. Y hay más que eso. Museos al aire libre donde el principal artista es la propia naturaleza. Todo en un ambiente prácticamente virgen, sin excesos turísticos.

Existen muchos lugares que visitar en esta región de Turquía, pero te dejo un listado con los imprescindibles que ver en Capadocia:

 

Qué ver en Capadocia

 

1. Tuz Gölü:

TUZ GOLU guillem

 

Como si se tratase de un espejismo, el Tuz Gölü deslumbra al viajero en su camino entre Ankara y Capadocia. Una visión a veces blanquecina a veces rosácea tirando a violeta, dependiento de la luz solar. Se trata del lago salado de Turquía, que se extiende en 1.500 quilómetros cuadrados a 105 km al noreste de Konya y 150 km al sureste de Ankara. De èl se extrae el 70% de la sal consumida en Turquía y sirve de balneario natural, donde la industria cosmética utiliza el agua, la sal, el barro y sus extractos minerales para tratamientos suavizantes de la piel.

 

TUZ GOLU miriam

 

El Tuz Gölü es uno de los lagos con mayor salinidad del mundo, moviéndose sobre la cifra del 33%. Los dos ríos que desembocan en él no aportan suficiente agua, razón por la que en verano se seca unos 30 centímetros. En esta época, es posible andar sobre la capa espesa de sal que persiste en la superficie y adentrarse unos metros en su interior. En invierno, el agua se vuelve a recoger aunque la profundidad máxima no supera los 2 metros. Sin duda, una maravilla natural que ver en Capadocia y que cautiva al viajero a primera vista.

 

2. Museo al Aire Libre de Göreme:

GOREME

 

Una de las grandes joyas culturales y arquitectónicas que ver en Capadocia. Hacia el siglo IV, pequeñas comunidades de anacoretas se establecieron en esta región. Eran los primeros pasos del cristianismo. Cada congregación excavó en las montañas de toba una capilla, dejando miles de ermitas de legado en toda Capadocia. De éstas, 30 se encuentran en el Museo al Aire Libre de Göreme. Una auténtica maravilla imprescindible de visitar.

Destacan la Iglesia de la Hebilla, la Iglesia de la Manzana, la Iglesia de Santa Bárbara mártir, la Iglesia de la Serpiente, la Iglesia Oscura y la Iglesia con Sandalias. Muchos de estos nombres son fruto de la confusión de los musulmanes al observar las figuras. Resulta magnífico entrar en las capillas y observar los frescos (muchos de ellos, aún perfectamente conservados), las columnas y relieves esculpidos en la piedra.

 

GOREME capilla

 

Se diferencian tres períodos. Durante el primero (del año 325 al 726), se pintó directamente sobre la pared por lo que los colores actualmente se muestran pálidos. En el segundo (del 726 al 843), dentro de la era bizantina, predominó un estilo iconoclasta. Se prohibió la representación antropomórfica de figuras religiosas. Fue en esta etapa cuando se borró los ojos o rostros en muchas imágenes. En el tercero (a partir del 843), se cubrieron las paredes de estuco y yeso antes de pintar, dando un color más vivo a los frescos.

 

3. El pueblo troglodita de Cavusin:

CAVUSIN foto

 

Resulta sorprendente pensar que hasta 1950 había gente viviendo en este edificio excavado en la roca. Otro gran atractivo son las vistas privilegiadas de los valles de la zona Kizivadi, que rodean el pueblo troglodita de Cavusin. Aunque lo más interesante es la famosa construcción en la toba.

 

CAVUSIN casa

 

Como si se tratase de un bloque de pisos, existen varios niveles. Es curioso acercarse a cotillear en el interior de las viviendas, andando entre los pequeños habitáculos que formaban la comunidad. Aún se conservan las escaleras para acceder a los pisos superiores, aunque no es muy recomendable por cuestiones de seguridad, ya que existe peligro de desprendimientos.

 

4. Talleres artesanos:

tejidos

 

Coloridas fundas para cojines, suaves pashminas o espectaculares y elegantes alfombras. Los tejidos son una de las principales compras en tu viaje a Turquía, y muchos de ellos se fabrican en Capadocia. Los encontramos en cualquier tienda de la región, tanto en las especializadas como en las de souvenirs. Y, ante todo esto, al turista le surge una pregunta: ¿cuáles son auténticas y cuáles de imitación?

 

Seda tejidos

 

La mejor forma de resolver la duda es visitando alguno de los múltiples talleres que se extienden por la zona. Descubrir quién los teje, cómo lo hace y cuál es el truco para dotarlos de su bello color.

 

5. Castillo de Uçhisar:

UCHISAR castillo

 

Centenares de casas blancas contrastan con el verde de los árboles y el marrón de la toba, convirtiendo la visión del pueblo turco de Uchisar en una imagen de postal que ver en Capadocia. Una mezcla de habitáculos excavados y construcciones de cemento. Resulta muy recomendable descubrir las diferentes cuevas que se adentran en las rocas del pueblo. Algunas transformadas en cafés, hoteles o apartamentos. Otras caídas en el olvido, pero que permiten comprobar cómo era la vida en esta zona medio siglo atrás.

Lo más atractivo del pueblo, situado a cuatro kilómetros de Göreme, es su castillo. Una enorme fortaleza natural que se erige 160 metros por encima del suelo. Se le dió este nombre (kale en turco) por su característica forma, con dos picos triangulares en la parte superior, que parecen torreones.

 

6. Roca del Camello (Valle de la Imaginación):

VALLE CAMELLO

 

Cuando se habla de una naturaleza mágica en Capadocia, no se exagera. No se cae en tópicos de admiración vacía, se constata una realidad. El valle de la Imaginación es un ejemplo de ello. El escenario donde un enorme camello de piedra preside uno de los montes. Resta inmóvil como si hubiera quedado petrificado por un rayo divino. Otros podrían pensar que es obra de un escultor local. Pero fue el propio desgaste de la roca lo que ha dibujado este animal.

 

VALLE CAMELLO vistas

 

Del mismo modo, existen otras rocas con formas familiares que ver en Capadocia. Hay quien dice haber distinguido un águila, una serpiente, patos, una foca, etc. Lo más recomendable es perderte entre las piedras y dar rienda suelta a la imaginación.

 

7. Pasabag (Valle de los Monges)

PASABAG chimeneas

 

Chimenea de las hadas, penis petra, pirámide, torre rocosa, hoodoo… Depende de la región, se les otorga un nombre distinto, pero todas son igual de espectaculares. El Valle de los Monges es la zona de Capadocia donde se pueden ver la mayor cantidad de estas mágicas formaciones en la piedra. Unas figuras creadas como consecuencia de la erosión. La parte inferior es más débil que la superior y se desgasta más rápidamente, dejando esta forma de flecha tan característica.

 

PASABAG miriam-2

 

Pasabag es un enorme escenario de parada obligatoria para hacer fotos impresionantes.

 

8. Caravasares:

Caravasar

 

Turquía es un país de comerciantes. Ya desde la antigüedad. Por ahí pasaba desde el siglo I a. C. la Ruta de la Seda, una red de sendas comerciales que permitieron extender el negocio de la seda china por todo el continente asiático y conectarla con Europa y África. Dentro de este engranaje, los caravasares resultaban una pieza clave. Eran unos refugios donde los viajeros y sus animales podían descansar, alimentarse y tener sus mercancias a salvo.

Estas construcciones aún existen en la actualidad, en forma de restaurantes o salones de actos. En concreto, en el caravasar situado entre las ciudades de Aksaray y Kayseri se ofrece espectáculos nocturnos con los famosos derviches danzantes.

 

9. Ciudad Subterránea de Kaymakli:

CIUDAD SUBTERRANEA guillem

 

Una gran maravilla arquitectónica y estratégica que ver en Capadocia. Son como mínimo 50 las ciudades subterráneas que existen en esta región de Turquía. Una especie de hormigueros humanos, con estrechas paredes y salas para llevar a cabo todas las tareas cotidianas diarias. Dormitorios, salas de estar, almacenes de alimentos y líquidos, y sistemas de ventilación del aire y la iluminación.

 

CIUDAD SUBTERRANEA2

 

Se excavaron entre finales del siglo VII y principios del X, cuando los árabes invadieron la región. Estas construcciones bajo tierra, que podían llegar a albergar 2.000 personas, sirvieron como refugio a los bizantinos. De ahí las estrechas paredes, para impedir que se adentraran grandes masas de personas en caso de ataque. También puede observarse puertas de piedra que utilizaban para cortar el paso a los enemigos o agujeros en el techo por los que vertían aceite hirviendo.

 


 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Capadocia en el mapa

Cómo llegar

Hay vuelos directos desde Barcelona y Madrid a Estambul o Kayseri (Capadocia) con Turkish Airlines, Corendon o Pegasus.

 

Más información en: goturkey.com


One thought on “Qué ver en Capadocia: la mágica naturaleza

  1. oriol puges Responder

    Conozco Capadocia. Es uno de estos destinos a los que nunca te cansas de volver. Yo he repetido varias veces y siempre descubro detalles nuevos. Si váis, procurad alojaros en uno de esos hoteles excavados en la montaña: son auténticos y la mejor fórmula para empezar a descubrir este rincón de nuestro planeta que más se parece a la Luna que a la propia Tierra. Pero esto, precisamente, es lo que la hace especial, mágica…

Deja un comentario